Hola. Finalmente me he decidido a escribir esta entrada en base a mi experiencia en el CHUAC, incidiendo en los puntos que puedan servir de ayuda a aquellas personas que hayan sufrido algún tipo de negligencia en urgencias de este hospital.

La primera sensación que se tiene es la de culpabilidad, pero nada se habría podido hacer. Según pasa el tiempo y analizas lo sucedido te das cuenta de que se pone en marcha un evidente protocolo por parte de enfermeros y médicos, obstaculizando o canalizando las quejas y enfados de los familiares a medida que van pasando los días sin la correcta atención médica. Por lo tanto, cuantos más testigos haya de lo que sucede, mejor será para las futuras medidas que se puedan tomar. Al margen de todo esto te encontrarás con dos tipos de personal sanitario: los que hacen todo lo que pueden pero no tienen medios o no les dejan, y los que se excusan en que no tienen medios o no les dejan para precisamente no  hacer absolutamente nada.

El primer paso será poner una queja en Atención al paciente, es fundamental aunque tan sólo sea un papel cuñado.

Es importante matizar que quizás la idea más importante que he podido sacar de mi experiencia, es que a  día de hoy es más rentable para la sanidad pública mantener una buena percepción de la misma que invertir en una mejor atención; para ello existen diferentes organizaciones dedicadas a sostener una buena imagen  al precio que sea necesario, manteniendo engañados a los familiares. Una de ellas es Atención al paciente, cuyo objetivo es vehiculizar todas las quejas hasta agotar a los familiares. Atención al paciente no fue creada para el bien del enfermo sino para el bien del propio hospital. No esperas nada de Atención al paciente aunque la presentación de la reclamación ante esta entidad es un trámite previo indispensable para poder iniciar futuras acciones legales.

Pon el caso en conocimiento de la Junta de Personal del área sanitaria de Coruña. Aunque están en otra guerra, y a pesar de que quizás decidas ir por un camino más individual, te orientarán y te prestarán toda la ayuda que puedan tener a su disposición.

Exige el expediente médico, es esencial para conocer la versión del hospital. Obviamente será un informa neutro, sin admitir el error pero al mismo tiempo sin negarlo y siempre rodeado de una intención colaboradora. El expediente se retrasará, una vez más con la intención de agotar al familiar; solicítalo todas las veces que sea necesario,  y no olvides que sino podrás acceder a él a través del expediente de responsabilidad patrimonial. Usa a tu médico de confianza para que te lo interprete , podrá ver cosas que a primera vista a ti se te escaparán.

Con todo lo anterior ya puedes acudir a los medios de comunicación. Haz toda la difusión que puedas para contrarrestar esa imagen que nos quieren vender de la sanidad pública, el beneficio que reporta vale la pena. Recibirás apoyo de prácticamente todos los periódicos, televisiones y radios, a excepción de algunos, obviamente.

Y el momento de la verdad:  tomar acciones judiciales. Será duro y se prolongará años en el tiempo, y debes partir de la premisa de que eres tú quien tiene que demostrar que se actuó mal y cómo se debería haber actuado, no así el sistema sanitario, que partirá siempre con una clara ventaja  ante un juez.

Puedes poner  en conocimiento de la fiscalía provincial el caso, investigarán hasta el final si se ha incurrido en algún tipo de delito, mostrando siempre interés. Lo normal es que procedan a citar a todas las partes involucradas. No obstante hay muchos que opinan que la intervención de la fiscalía es sólo cara a la galería y que no conduce a ninguna parte, aún así puedo decir que en este punto mi experiencia fue muy positiva.

Por último, el defensor al paciente. Puedes acudir a ellos, o al menos poner en conocimiento tu caso. No obstante no es una organización altruista, y posiblemente acabes siendo derivado a un despacho de abogados en la ciudad correspondiente con el que tengan pactado colaboración. Ten siempre claro que no tendrás ninguna obligación con ellos y es una decisión personal y libre el acudir al abogado que cada uno estime oportuno. Existen abogados dedicados exclusivamente al ámbito sanitario, con excelente reputación y que sabrán conducir tu caso por el camino más conveniente.

Para cerrar esta entrada, me gustaría resumir en pocas líneas lo ocurrido en mi caso personal. Mi madre, enferma de cáncer, ingresó con un severo derrame pleural y falleció en el Chuac , tras 4 días en urgencias, con mínima atención medica ni de enfermería, sin ningún tipo de tratamiento paliativo, y sin poner en conocimiento a la familia de la gravedad que revestía su caso, lo que impidió que pudiésemos tomar nuestras propias decisiones.

Una primera investigación por parte de la familia concluye que no sólo no se la pudo ingresar en oncología por falta de camas, sino que para el hospital no le compensaba tratar a la paciente por su edad y por lo avanzado de su enfermedad, y que decide por lo tanto no invertir ni el mas mínimo recurso, ni tan siquiera paliativo, debido a la falta de medios de los que dispone, incurriendo en un grave perjuicio con clara discriminación por edad y enfermedad sumado a una clara intención de engañar y no informar a la paciente y a la familia.

Además concluimos que el tratamiento oncológico durante los ultimas años no fue el mas adecuado, debido a que, sin ponerlo en conocimiento de la paciente, se le deniega el más efectivo (y más caro) en pro del más económicamente rentable (y menos efectivo), lo que agrava la enfermedad llevándola a un punto irreversible.

  • La Sexta, Mas vale tarde, Octubre 2016
    • La Sexta, Mas vale tarde, Octubre 2016

    • Watch Video

  • Mañanas CUATRO
    • Mañanas CUATRO

    • Watch Video

  • Entrevista Cadena SER, Octubre 2015
    • Entrevista Cadena SER, Octubre 2015

    • Watch Video

  • La sexta noticias
    • La sexta noticias

    • Watch Video